viernes, 16 de enero de 2015

Lo Coscollet

La cima de lo Coscollet
El pantano de Oliana preside la entrada al valle de Segre en el Alt Urgell, comarca de Lleida. La puerta a este valle desde el sur envuelve el río Segre y el pantano de Oliana con lo riscos formados al Este por la Serra de Turp y al Oeste por la Serra de Aubas. Rojizas paredes verticales se alzan a ambos lados del pantano, junto a la carretera C-14 que se dirige a La Seu d'Urgell. Precisamente el paso frecuente por esta carretera contemplando el paisaje es lo que animó al promotor de la excursión a prepararla.

Desde Manresa hemos hecho el camino por carretera bajo una niebla espesa que presagia espectaculares vistas sobre las nubes durante la ruta, a pesar de que no vamos a ascender a grandes alturas. Al entrar en el valle la niebla desaparece de repente y empezamos a ver, bajo un espléndido sol recién amanecido, el valle y algunas de las montañas que lo rodean. En Coll de Nargó nos
Primera parada:
Deolot, La leyenda y Pollo
desviamos por la carretera de Isona hasta llegar a Les Masies, un llogaret que pertenece al municipio de Coll de Nargó. El acceso asfaltado al pueblo está completamente helado. Dejamos el coche a la entrada del pueblo, en una pequeña plaza en la que caben 4 coches. Nos ponemos las botas y nos preparamos para partir con precaución; el rocío helado puede provocar un desastre ya antes de empezar la ruta si alguno se cae. Atravesamos esta pequeña aldea en busca del camino, que no está señalizado, y empezamos a ascender suavemente. Durante este primer tramo a la sombra tenemos que ir con cuidado en algunos puntos ya que encontramos hielo; de todas maneras desaparece al cabo de unos minutos en cuanto dejamos la zona umbría.

El Cadí al fondo
Ascendemos entre un bosque de pinos por un sendero junto a los riscos que asoman al Torrent de la Serra d'Aubenç. Desde el Tossal del Faig y el Tossal de Remolins, miradores naturales por encima de unas imponentes paredes verticales, hay unas panorámicas vistas hacia el Este que en toda su extensión está cubierto de nubes, donde sólo sobresalen las cimas de algunas sierras como la más cercana de Turp. Una placa en un banco de madera rinde homenaje a Ágatha en el Tossal de Remolins. Al NE ya divisamos algunas otras montañas como Ensija y el Cadí. Y a lo lejos entre las nubes, como islas en medio del extenso mar de nubes, Montserrat, La Mola y el Montseny. El Tossal de Remolins es un lugar ideal para hacer una parada y contemplar el paisaje; desde él se adivina el camino que vamos a seguir para llegar a nuestro destino, Lo Coscollet. Su cara E es una impresionante pared vertical de más de 300 mts sólo apta para escaladores, y hacia el Oeste es una suave pendiente por la que se ataca la cima cómodamente. Desde el Tossal vemos a pocos metros de nosotros un corzo asomado sobre los riscos, al que se le une otro y al cabo de unos segundos un tercero, momento en el que salen corriendo en dirección contraria a nosotros. Como siempre que se dejan ver los animales, momento emocionante.

Tomándole la medida al paisaje
Ascendemos a Lo Coscollet, o Torre de l'Aubenc, por una fuerte pendiente que no tardamos en superar hasta un llano que nos lleva a la cima (1610 mts). Antes pasaremos por un señorial pino, que con sus múltiples ramas y su altura avasalladora parece que nos esté llamando la atención en medio del bosque. Y un urogallo se alejará de repente a nuestro paso con su pesado y escandaloso vuelo. Un vértice geodésico nos indica el punto exacto de la cima. Una caseta de bomberos y una pantalla para las transmisiones de radio completan la decoración. Las vistas son de nuevo increíbles, y nos dedicamos a descifrar el panorama: Montserrat, la Mola, Montseny, Ensija, Verd, Cadi, Andorra, Pica, Besiberris, allí detrás debería estar la Maladeta... ¿Turbón? ¿Cotiella?, Montsec... A ver si con Google Maps podemos descubrir las que hemos acertado. A nuestros pies sigue la niebla cubriendo todo el valle y formando curiosos fenómenos: nubes desplazándose sobre las cimas más bajas de una vertiente a otra formando cascadas, sombras que componen depresiones sobre las nubes, otras que ascienden como finas cortinas sobre las montañas empujadas por golpes de viento...

video

El descenso es menos atractivo y lo hacemos más rápido. Seguimos viendo otros riscos de las sierras cercanas y algunos cañones que se forman en en el curso del río. Llegamos a Les Masíes y ahí abajo parece que no ha tocado el sol en todo el día, el hielo sigue en la carretera y en algunos rincones negándose a desaparecer.


Excursión moderada, sin dificultades técnicas ni gran desnivel, pero hay que tener una mínima forma física por su longitud. Es muy agradecida a pesar de no discurrir a gran altura; su gran encanto son las vistas hacia los valles circundantes y las panorámicas hacia sierras y picos más lejanos. Además tuvimos la suerte de tener a nuestros pies siempre las nubes formando un espectacular cuadro mientras nosotros disfrutábamos del sol.

Gracias de la idea de venir a esa zona :-)





1 comentario:

  1. Más detalles de la ruta de un usuario de Wikiloc del cuál somos seguidores: http://muntanya.planasantich.org/lo-coscollet/

    ResponderEliminar